Implementación de sistema de alta disponibilidad

November 04, 2023

Tags: Tecnologías

ciberseguridad

 

Dentro de la ciberseguridad, solución tecnológica que se enfoca en mantener protegidos los productos de software como aplicaciones y páginas web, hay varios servicios enfocados en un solo aspecto del proyecto técnico, entre ellos están los sistemas de alta disponibilidad.

 

Para definir en qué consiste este término, quizás completamente desconocido para una persona ajena al mundo tecnológico, recurrimos a lo que dice Red Hat “La alta disponibilidad combina dos conceptos para determinar si un sistema cumple con su nivel de rendimiento operativo: el primero tiene que ver con la accesibilidad o la disponibilidad prácticamente permanentes de un servicio o servidor sin tiempo de inactividad; y el segundo se refiere a su funcionamiento según las expectativas razonables y durante un período establecido”.

 

 

ciberseguridad

 

¿Cómo se implementa un sistema de alta disponibilidad?

 

La implementación de sistemas de alta disponibilidad implica una planificación cuidadosa, un diseño de arquitectura y un mantenimiento continuo. 

 

Aquí hay una guía paso a paso para ayudarlo a comenzar:

 

  1. Identificar componentes críticos: Comience por identificar los componentes críticos de su infraestructura. Estas son las piezas que, si fallan, causarían mayores trastornos. Esto podría incluir bases de datos, servidores web, equilibradores de carga y sistemas de almacenamiento.
  2. Redundancia y conmutación por error: Introduzca redundancia para estos componentes críticos. Por ejemplo, es posible que tenga varios servidores de bases de datos o equilibradores de carga. Configure mecanismos automáticos de conmutación por error que puedan detectar cuándo falla un componente y cambiar sin problemas a una copia de seguridad.
  3. Equilibrio de carga: Utilice equilibradores de carga para distribuir el tráfico entrante entre varios servidores o instancias. Esto no sólo garantiza un mejor rendimiento, sino que también proporciona redundancia. Si un servidor falla, el equilibrador de carga puede enrutar el tráfico a otros servidores en buen estado.

 

ciberseguridad

 

  1. Redundancia geográfica: Considere la redundancia geográfica si sus aplicaciones atienden a una audiencia global. Aloje sus sistemas en múltiples centros de datos o regiones. Los proveedores de la nube suelen ofrecer esta función, que puede garantizar la disponibilidad continua del servicio incluso si una región experimenta problemas.
  2. Monitoreo y Alerta: Implementar sistemas robustos de monitoreo y alerta. Estas herramientas pueden vigilar continuamente su infraestructura y notificarle cuando surjan problemas. El monitoreo proactivo le permite abordar problemas potenciales antes de que causen tiempo de inactividad.
  3. Pruebas y simulacros regulares: Pruebe periódicamente su configuración de alta disponibilidad. Realice simulacros y simule escenarios de falla para garantizar que los mecanismos de conmutación por error funcionen según lo esperado. Esto ayuda a identificar y rectificar cualquier debilidad en su configuración.
  4. Documentación y formación: Documente su estrategia de alta disponibilidad y asegúrese de que su equipo esté bien capacitado en su implementación y mantenimiento. Contar con personal capacitado y documentación clara es esencial para un proceso de recuperación sin problemas.
  5. Servicios y dependencias de terceros: No se olvide de los servicios de terceros o las dependencias de las que dependen sus sistemas. Asegúrese de que estos servicios cuenten con sus propias estrategias de alta disponibilidad y que se alineen con sus objetivos de recuperación.

 

Al invertir en redundancia, mecanismos de conmutación por error y monitoreo proactivo, puede garantizar que sus aplicaciones y servicios permanezcan operativos incluso ante interrupciones. 

 

ciberseguridad

 

Beneficios de un sistema de alta disponibilidad

 

Diseñado especialmente para minimizar el tiempo de inactividad, un sistema de alta disponibilidad es de gran beneficio para aplicaciones o componentes de infraestructura críticos. Implementar un sistema de este tipo puede dar como beneficio: 

 

  • Tiempo de inactividad reducido: el principal beneficio de un sistema HA es una reducción significativa del tiempo de inactividad. Esto garantiza que sus sistemas y servicios críticos estén disponibles para los usuarios o clientes las 24 horas del día, mejorando la confiabilidad general del servicio.
  • Confiabilidad mejorada: los sistemas HA están construidos con mecanismos de redundancia y conmutación por error, lo que los hace más confiables. Si un componente o servidor falla, otro asume el control, lo que garantiza un servicio continuo sin interrupciones.
  • Experiencia de usuario mejorada: los sistemas de alta disponibilidad dan como resultado una mejor experiencia de usuario. Los usuarios pueden acceder a servicios y datos sin interrupción, lo que genera una mayor satisfacción y confianza en su organización.
  • Continuidad del negocio: los sistemas HA son cruciales para la continuidad del negocio. Le ayudan a mantener las operaciones durante eventos inesperados, como fallas de hardware, problemas de red o incluso desastres naturales.
  • Integridad de los datos: los datos suelen ser un activo crítico para las organizaciones. Los sistemas HA suelen incluir mecanismos de copia de seguridad y replicación de datos para garantizar la integridad de los datos. Esto significa que incluso en caso de fallo, se minimiza la pérdida de datos.
  • Escalabilidad: muchos sistemas HA están diseñados teniendo en cuenta la escalabilidad. A medida que su organización crece, es más fácil escalar el sistema horizontal o verticalmente para satisfacer la mayor demanda sin un tiempo de inactividad significativo.

 

La alta disponibilidad no es sólo una estrategia empresarial; es un componente esencial para brindar una experiencia confiable y consistente a sus usuarios.
 

Te recomendamos en video